Emprendedores

Compartimos algunas historias de nuestros emprendedores: 

 

laura-anmirante

Laura comenzó su primera línea de crédito el 9 de agosto de 2011, junto al grupo Solidario “Shekina”, con un monto inicial de $ 400 para una verdulería.

Lleva 30 créditos renovados y actualmente su línea crediticia vigente es de $25.000.

Su familia está compuesta por su marido y su hijo de 6 años de edad y los mellizos que vienen en camino. Comenzó con un pequeño emprendimiento comercial, una verdulería ubicada en el barrio Marilo de Moreno, provincia de Buenos Aires, a mediados del año 2010. Su marido se encontraba trabajando de manera “informal” (sin obra social, sin aportes jubilatorios, sin aseguradora de riesgo de trabajo, entre otros derechos) en una empresa de transporte con un sueldo mínimo. La imposibilidad de mejorar su calidad de vida la empujó a emprender un proyecto que con el correr del tiempo iría creciendo.  Así, nació su pequeña verdulería, con un capital inicial de $ 300. Un año después, comenzaría el recorrido crediticio con Fundación Protagonizar.

Sus primeros dos años fueron cruciales para el desarrollo y crecimiento de su emprendimiento, ya que en ese período pudo multiplicar su capital de trabajo y herramientas comerciales, además de diversificar su negocio, pasando de vender frutas y verduras a agregar venta de productos de almacén y pollos

En este contexto, conoce Protagonizar de la mano de varias vecinas que se encontraban en crédito y que la motivaron a dejar de lado los créditos con prestamistas diarios y semanales que gravaban tasas de interés demasiado altas y usureras.

El desarrollo y crecimiento de su emprendimiento necesito de la inversión y reinversión constante de Laura, pero también de dejar de pagar tasas usureras y obtener un financiamiento diferente, accesible y pensado en cuanto al funcionamiento de su proyecto.

Dos años después de renovaciones crediticias con Protagonizar, su proyecto pasó a ser el ingreso mayoritario de su familia y necesitó de otra persona más que trabajase en el mismo. Así fue, como su marido decide renunciar para acompañar este microemprendimiento de autogestión propia iniciado por Laura.

Actualmente continúan creciendo con el microemprendimiento con una línea de crédito de $ 25.000 para la compra de mercadería de su negocio. Pudieron comprarse una camioneta que utilizan para transportar la mercadería y mantener su casa en buenas condiciones.

 


reinoso

Luis Alberto Reinoso y su esposa tienen siete hijos. Son un matrimonio de 50 años de edad y viven en Grand Bourg. Luis es zapatero y se dedica a la compostura de calzados

Desde el año 1990 y llegó a nuestra fundación en el año 2014 con una gran experiencia en su oficio. Desde el año 2008 que tiene su taller propio.

Hoy en día Luis lleva 12 créditos junto a nosotros, su primer crédito fue por un valor de $1300 y su último crédito por un valor de $4000. A través de este tiempo recorrido junto a nosotros, Luis y su esposa pudieron abrir un Kiosco en el mismo lugar que funciona su taller y tienen muchas ganas de seguir creciendo.


2222Pedro Uliarte tiene 63 años de edad y vive en Villa de Mayo. Tiene 4 hijos y es viudo. Hace 30 años que Pedro tiene su puesto callejero donde vende calzados  y ropa de trabajo.

Llegó a nuestra fundación en el año 2014 gracias a un grupo de emprendedores del barrio que también tienen puestos en la misma zona.

En su primer crédito, Pedro recibió un valor de $2000. Hoy en día Pedro tomo un total de 11 créditos con nosotros, el último por un valor de $10.000 lo que le permitió ampliar sus ventas. En este último tiempo Pedro ha incorporado Alpargatas y Ojotas. Este crecimiento de Pedro es visible en la compra de su primer auto que usa como herramienta de trabajo para comprar mercadería al por mayor para su puesto. Gracias a su trabajo constante y la ayuda de la fundación Pedro pudo mejorar su calidad de vida y la de toda su familia.


33Ella es Giuliana Barboza, tiene 24 años de edad y un hijo de 2 años. Desde el año 2008 que se dedica a la venta ambulante de ropa.

En 2009 llegó a nuestra fundación siendo una de las primeras emprendedoras en formar parte de la misma junto a su grupo Tierras Altas, del cual también forman parte Daiana Ávila y su madre.

El primer crédito que tomo Giuliana con nosotros fue de $250. Hoy en día, debido al gran volumen de ventas y su gran cantidad de clientes tiene su último crédito vigente por un valor de 15000 pesos. Giuliana junto a su grupo, fueron unas de las que más crecieron con su emprendimiento en este último tiempo.


cristinaCristina Álvarez tiene 57 años, vive en Grand Bourg y tiene 4 hijos. Se dedica a la venta ambulante de cosméticos, ropa y artículos de bazar.

Fue en el año 2000 que Cristina se convirtió en micro emprendedora para hacerle frente a la crisis que sufría nuestro país y que afectaba a las familias de más bajos recursos.

Ella llego a la fundación en el año 2010 como vendedora de cosméticos pero teniendo una gran experiencia en ventas, lo que le permitió crecer e incorporar distintos productos a sus ventas. Su monto inicial fue de $300. Hoy en día Cristina lleva con nosotros 27 créditos. Su último monto otorgado fue de $8000.

Gracias al crecimiento de su emprendimiento y la ayuda de la fundación Cristina incremento sus ventas lo que le permitió de a poco ir terminando de construir su casa y darle una mejor calidad de vida a su familia.

 


Sonia Verón comenzó en Protagonizar el 18 de junio de 2013 con una línea de crédito de $1000.

Conoció a la soniaveronFundación a través de  una amiga que tomaba crédito.

Ella vive con su marido en una casa humilde del barrio de Marilo, Moreno, Provincia de Buenos Aires. Al no poder concluir sus estudios secundarios, sabe que quedaron excluidos del mercado laboral.

Ante la falta de trabajo formal decidió invertir en “ropa de blanco” (sabanas, frazadas, acolchados, cortinas, manteles, etc.), en cosméticos y perfumes para la reventa, comprando al por mayor y vendiendo al por menor de forma ambulante, actualmente va solicitando su crédito número 17 de $7000.

Junto a su marido, quien se dedica a realizar trabajos ocasionales de albañilería mantienen la economía básica y elemental de su hogar.

Aún no hay grandes logros económicos ya que viven de manera muy sencilla pero si vemos el enorme crecimiento personal de Sonia, el crecimiento de la confianza en sí misma y en su capacidad de salir adelante con su emprendimiento y las ganas de progresar en su emprendimiento. Es un claro ejemplo de mujer empoderada.


anabellaAnabella comenzó vendiendo cosméticos y artículos de perfumería en su casa en el año 2010.

Llegó a Protagonizar en el año 2012 recibiendo un crédito inicial de $800. Al día de hoy, Anabella tomo 26 créditos con nosotros lo que le permitió incrementar sustancialmente sus ventas.

Hoy en día Anabella pudo crecer y tener su propio local en el centro de la estación de la ciudad de Los Polvorines.

Su último crédito vigente es por un valor de $14000 lo que le sirvió para poder expandirse y comenzar a vender juguetes y artículos de limpieza que elabora ella misma además de sus cosméticos y artículos de perfumería.

Anabella es una de las emprendedoras que más ha crecido junto a nosotros y en este último tiempo ha invertido el dinero que recibe en hacer cada vez más conocido su negocio a través de panfletos que ella misma reparte por el barrio.


oscarOscar Sollosqui tiene 64 años de edad y 5 hijos. Desde el 2009 se dedica a la venta de comidas y desde el año 2011 que forma parte de nuestra fundación.

En sus comienzos Oscar tenía un puesto callejero de comidas donde vendía especialmente sandwiches.

Hoy en día lleva 20 créditos con nosotros. Su monto inicial fue de $400 y su último crédito fue por un valor de $10000. Gracias a la ayuda de la fundación y a su trabajo, Oscar hoy cuenta con un camión propio de comidas, el primer foodtruck de nuestros emprendedores, que le permite cocinar y vender comidas de mayor elaboración.

Dentro de esos 20 créditos, dos de ellos fueron para comprar una freidora y otro para comprar una heladera lo que le permitió tener mayor equipado su camión de comidas. De esta forma sus ventas crecieron y su economía mejoro notablemente para toda su familia. Pero Oscar, no es el único emprendedor de su familia, su esposa María Elena que también forma parte de la fundación  es emprendedora y se dedica a la venta de artículos de limpieza y pudieron crecer a la par.


claudia-benitezClaudia Benítez tiene 42 años y cuatro hijos, el menor de ellos de 6 años de edad. Llegó a la fundación en el año 2015 y desde 2013 se dedica a la confección de ropa que vende a través de facebook.

El monto inicial de Sandra fue de $1500, gracias a esta ayuda ella pudo incrementar su producción de ropa y pese al corto tiempo que lleva con nosotros, fue una de las emprendedoras que mas rápido creció y hoy en día, gracias a su trabajo tuvo la posibilidad de abrir un kiosco en su casa.

Sandra lleva con nosotros 8 créditos y el último de ellos por un valor de $6000 pesos que utiliza para invertir en ambos emprendimientos.

Sandra tiene entre sus objetivos seguir creciendo con su kiosco e incorporar cada vez más variedad de productos y seguir dedicándose a la costura que tanto le gusta.


daiana-avilaDaiana Avila, tiene 28 años de edad y vive en Grand Bourg. Tiene un hijo y viene de una familia de emprendedores. Comenzó vendiendo ropa, hoy de dedica a las artesanías y artículos de librería.

Sus padres, Esteban y Rosana también son parte de la fundación. Su papá toma crédito para crecer con su verdulería y su mamá para su almacén.

Daiana junto a su familia, son parte de la fundación desde los comienzos de la misma en la zona de Polvorines allá por el año 2009 cuando como institución funcionábamos dentro del espacio que nos cedía la capilla del barrio.

Comenzó vendiendo ropa en el año 2007, pero con el correr del tiempo y su crecimiento, pudo cambiar de emprendimiento y dedicarse a lo que le gusta que son las artesanías y la venta de artículos de librería. Su monto inicial fue de $250, hoy en día ella lleva 33 créditos con nosotros y su último monto fue de $15000. Gracias al apoyo ahora también puede imprimir calendarios o fotos-souvenir que hace a pedido.

De esta forma, fue creciendo e incorporando distintas formas de hacer artesanías a su emprendimiento con el fin de crecer cada vez más.


domingo-perrenDomingo Perren tiene 48 años de edad y vive en Villa de Mayo, provincia de Buenos Aires.En el año 2011 Domingo comenzó vendiendo miel y herboristería de forma ambulante arriba del tren.

En el año 2014 llego a nuestra fundación con su pequeño emprendimiento.

Su primer crédito fue de $1300 . Con el correr del tiempo y aprovechando sus clientes diarios Domingo decidió sumar a sus ventas el pan casero pero carecía de un horno donde poder cocinarlo.

Protagonizó le otorgó un préstamo para que pudiera comprar su horno industrial y con esta inversión  pudo hacer crecer sus ventas gracias a la comercialización de pan que hoy forma una parte fundamental de su economía.

Pese a muchos problemas familiares, Domingo se esforzó siempre por cumplir con el pago de sus créditos porque sabe que el dinero que devuelve de su préstamo es el que se necesita para otros emprendedores, su compromiso con la fundación y los demás es impecable.

Hoy en día Domingo lleva 11 créditos con nosotros y su último crédito fue por un valor de $5000 que los utiliza para invertir en sus ventas ambulantes con el fin de crecer y mejorar su calidad de vida y lo está logrando muy bien.


10471323_338878286282107_4331418810539369497_oElisa comenzó con su primera línea de crédito el 23 de abril de 2013 con un monto de $1000. Su proyecto consistía en la producción de “porta termos” con telas económicas.

Ella trabajaba en su juventud en fábricas textiles, lugares donde aprendió el oficio de corte y confección. Al quedar desempleada final de los años ´90, en su momento su marido era el pilar fundamental de la economía familiar.

Al crecer sus hijos y formar su propia familia, se divorcia y se ve en la necesidad de buscar un emprendimiento que le permita costear sus gastos. Es así como da lugar a la producción de porta termos y medias infantiles, un pequeño emprendimiento que lo lleva a cabo desde su casa con algunas maquinarias que había comprado con los ahorros en la época que trabajaba.

Actualmente, se encuentra abocada a la producción. Su crédito actual es el número 21 que tiene con Protagonizar y es de $7.000 y lo destina a la compra de hilos, telas, cierres y repuestos de sus maquinarias.

Hoy es una mujer absolutamente independiente Su sueño es poder crear puestos de trabajo para personas de su barrio que se encuentren desempleadas. Y para ello es necesario desarrollar aún más el emprendimiento con alegría y esperanza sabe que ese día llegara.


elenaElena comenzó su primera línea de crédito con Protagonizar el 1 de octubre de 2013 con un monto inicial de $1000. Su proyecto inicial era una pequeña verdulería dentro del barrio “Villanueva”, partido de Moreno, Provincia de Buenos Aires.

Con el crédito de Protagonizar pudo maximizar la inversión y las ventas en su emprendimiento.

El año 2015 pudo cambiar su proyecto, pasando de ser una pequeña verdulería a una casa de comidas en un barrio vecino al suyo. Proyecto que lleva adelante junto a su marido en la elaboración y venta de comidas su crédito actual es de 10.000 pesos y es el número 16 que solicita a Protagonizar.

Elena cuenta con una mínima “jubilación no contributiva”, pero afirma que su principal ingreso se lo debe al emprendimiento lo que le permite transitar una tercera edad más digna, además su emprendimiento la mantiene activa en sus joviales 70 años.

En la actualidad, lleva 13 renovaciones junto al grupo solidario de nombre “Goya”


Melisa Paz, tiene 35 años y 4 hijos, el mayor de ellos de 10 años. Ella y su familia viven en Polvorines, provincia de Buenos Aires. En el año 2011 Melisa abrió su local dedicado a la venta de pañales.melisapaz

En 2014 gracias a sus amigas con las cuales forma un grupo solidario  hoy en día, llego a nuestra fundación con su pequeño e incipiente emprendimiento.

Su monto inicial fue de $2.000, hoy en día Melisa lleva con nosotros 6 créditos, el último de ellos por un valor de 10.000 pesos.

Gracias a la ayuda recibida y a su constante trabajo Melisa pudo ampliar las ventas de su local e incorporar  ropa para bebes y juguetes, lo que mejoró notablemente sus ventas.

Su emprendimiento hoy en día es el sostén más importante para su familia y tiene entre sus objetivos seguir creciendo cada vez más.


imagen1

Mari tiene 63 años, vive con su marido. Su primer crédito en la fundación fue en el año 2007 para invertir en su vivero.

Integraba el grupo sol y esperanza recibiendo por primera vez un monto de $200. Hoy Mari lleva sacados 39 créditos. Su último monto fue de $11000 en la modalidad de crédito individual debido a su buen historial crediticio.

 

 

 


captura-de-pantalla-2016-11-11-14-21-31Nelson tiene 78 años y está casado con Loreley, ambos emprendedores de toda la vida.

Sacó su primer crédito en la fundación en el año 2005 por un monto de $200. El dinero lo destinó a la compra de un caballo para poder realizar su venta de huevos por el barrio. Hoy junto a su esposa tienen un almacén y llevan en la fundación 14 años con un total de 48 créditos otorgados. Su último monto fue de $4000.

 

 

 

 


imagen4

Mari tiene 53 años y lleva 8 años en Protagonizar con su almacén y venta de ropa.

Su proyecto lo lleva adelante dentro de un espacio en el comedor de su casa.

Ya va por su crédito número 47 y desde sus inicios integra el grupo solidario Lemm.

Su familia está integrada por su esposo Alberto, sus hijos Antonela, Celeste y Alex, y su nieta Alma.